Cargando

Ronda:
La comarca natural

The Serranía de Ronda Sierra de las Nieves Natural Park
Sierra de Grazalema Natural Park Los Alcornocales Natural Park
The Valley Guadiaro The Valley Genal
The Guadalteba District Rural Tourism, Hiking and Mountain Sports
La Comarca del Guadalteba
Geografía

Esta Comarca que se abre al Este de la Serranía Rondeña está compuesta por los municipios de Almargen, Ardales, Campillos, Cañete la Real , Carratraca, Cuevas del Becerro, Sierra de Yeguas y Teba, con una superficie de 722,58 Km2., entre los términos municipales de Ronda, Álora y Antequera. Sus límites naturales son al Norte la Campiña Sevillana , al Sur el Valle del Guadalhorce, al Oeste limita con la Serranía de Ronda y Sierra de Cádiz y al Este con la Vega de Antequera.

El interior de la comarca se caracteriza por las pequeñas sierras que la integran como la Sierra de Cañete y la Sierra de Peñarrubia, y al Norte la Sierra de los Caballos.

Los relieves más importantes se encuentran al Sur, lo que la convierten en un área de gran interés medioambiental; siendo de Este a Oeste, la Sierra del Valle de Abdalajís, Sierra de Pizarra, Sierra de Aguas, Sierra de Baños, Sierra de Alcaparaín y Sierra de Ortegícar.

El río Guadalhorce aporta la mayor parte de agua a la comarca a través de sus afluentes, Guadalteba y Turón. Este río, que durante la época estival llega incluso a secarse, recibe a lo largo de su recorrido aportes procedentes de la vertiente Norte de la Serranía de Ronda. Los embalses Conde de Guadalhorce (con la famosa presa de El Chorro y el Caminito del Rey), Guadalhorce y Guadalteba suministran el caudal necesario para el abastecimiento de Málaga y regadíos del Valle del Guadalhorce.

Historia

De época pre-histórica destaca la Cueva de Ardales, donde los cazadores paleolíticos dejaron una magnífica colección de su Arte, con una antigüedad de unos 20.000 años.

En la Edad del Bronce este territorio se convierte en un lugar fundamental para los contactos entre el Guadalquivir, las Béticas y el Mediterráneo. Los poblados se sitúan estratégicamente para controlar las rutas comerciales, como nos reflejan algunos casos en Almargen, Cuevas del Becerro o Ardales.

Las nuevas aportaciones fenicias transforman la visión de la economía, en la arquitectura, la metalurgia, etc., que, sin embargo, no llegan a transformar por completo los modos de vida autóctonos.

La época ibérica marca el desarrollo pleno de las sociedades indígenas, con sus grandes poblados fortificados como el de Los Castillejos de Teba, el Castillón de Campillos o la Peña de Ardales, entre otros. Son los núcleos de un sistema de control que, más tarde, aprovecharán los romanos para la implantación de un modo de producción esclavista. Los alrededores de Teba son de un enorme interés por la gran cantidad de yacimientos arqueológicos de esa época, añadiendo a los numerosos cortijos y hallazgos escultóricos de esta población el puente romano sobre el río Turón en Ardales.

De la época romana aparecen numerosos yacimientos, entre los que destacan la ciudad de Flavio Sábora en Cañete la Real o el Cortijo del Tajo en Teba.

Cabe citar también las numerosas villas existentes - pilar de la civilización romana-, las termas en Haza de Estepa y Cerro Sánchez en Sierra de Yeguas, el Tesorillo en Campillos, etc. y los hornos romanos de la villa de Casa de las Viñas en Cuevas del Becerro, donde se elaboraron ánforas destinadas a contener aceite.

Durante la Edad Media , el todavía emirato cordobés tuvo que hacer frente a finales del siglo IX y principios del X a una de las revueltas más importantes de la historia de al-Andalus, enfrentamiento que tuvo su origen ideológico y estratégico en este territorio y su capital, en Bobastro.

De esta época altomedieval son las fortalezas originales de la Comarca Guadalteba : el Castillón de Bobastro, el Castillo de Canit en Cañete la Real y la Peña de Ardales.

Las continuas guerras de frontera van castellanizando el territorio poco a poco a lo largo de más de un siglo, completándose su incorporación a la corona cristiana a finales del siglo XV.

De los siglos posteriores conserva la Comarca del Guadalteba una gran cantidad de grandes edificios religiosos y una magnífica colección de iglesias de variados estilos. También hay que hacer mención a una serie de conventos fundados en algunos de estos pueblos.

Naturaleza

Sobre la comarca se asienta una flora en la que predomina el monte mediterráneo, compuesta fundamentalmente por pinares, encinares, acebuchales, sabinares, bosques de ribera, vegetación rupícola, piornales y matorrales.

La fauna es también variada e interesante, gracias a su diversidad paisajística con montañas abruptas, media montaña, campiñas, valles, lagunas..., y a la existencia de numerosos espacios protegidos. Entre los espacios naturales más destacados se encuentran: El Desfiladero de los Gaitanes, las Lagunas de Campillos, las Sierras de Cañete, la Sierra de Alcaparín, el Tajo del Molino y los Bosques de Ribera de Ortegícar.

Este marco permite realizar todo tipo de deportes relacionados con la naturaleza como la escalada, la espeleología, el piragüismo, el parapente y el senderismo...

Turismo

La oferta turística de la comarca del Guadalteba se basa en el patrimonio histórico y natural, la gastronomía y las tradiciones de la zona, para lo que cuenta con un amplio abanico de posibilidades de alojamiento, integrado por hoteles, casas rurales, albergues y campings.

Asimismo el visitante puede disfrutar de una rica gastronomía en la que prevalecen los platos elaborados con alimentos naturales de la zona, como las hortalizas, los productos del porcino y los derivados lácteos. La Fiesta de la Matanza de Ardales, la Feria del Espárrago de Sierra de Yeguas y la Feria Mercado del Queso Artesano de Andalucía en Teba son algunas de las fiestas que se celebran en la comarca a lo largo del año.