Cargando

Ronda:
Monumentos de Ronda

New Bridge Convent of Santo Domingo Los Condes de Santa Pola's house
El Rey Moro's House La Mina's Stair El Marques de Salvatierra's Palace
Felipe V's Arc Old Bridge or Santa Cecilia's Bridge Arab Bridge or Tanneries Bridge
Arab Baths Walls of Ronda Hanging Gardens of Cuenca
Jalifa's House San Sebastian's Minaret Town Hall
Mayor Church Convent of Santa Isabel de los Angeles Convent of La Caridad
House-Palace of Mondragon Moctezuma's Palace El Gigante's House
Church of Peace San Juan Bosco's House Bullring
Socorro's Church Circle of Artists Alameda del Tajo
Convent of la Merced Monument to the Virgin of Rocio The Old Descalzos
Parish of St. Cecilia Virgin of los Dolores Small Temple Mother of God Convent
Parish of Padre Jesus Fountain of Eight Pipes El Espiritu Santo's Church
Almocabar Gate Convent of Las Franciscanas Convent of San Francisco
Virgin of La Cabeza Shrine and San Anton's Caves La Hidalga's Aqueduct Acinipo
Pileta's Cave
Convento de la Merced

Es el último convento que se construyó tras la conquista castellana, finales del siglo XVI. Se edificó en todo lo alto del Mercadillo, en una zona totalmente desierta. Habitado por los Mercedarios de San Jorge, cerca del cual existía una ermita con un cortijo al lado que se destinó a hospital de peregrinos y hospicio de pobres, bajo la advocación de Nuestra Señora del Rosario. Cerca de este convento había un cementerio que se abandonó a mediados del siglo XIX, al igual que otro que estaba en una ermita dedicada a Santa Quiteria, entre la plaza de la Merced y la del Socorro.

Más tarde fue habitado por las Carmelitas Descalzas.

La fachada consta de tres calles de mampostería divididas por pilastras de ladrillo. La portada es de piedra con arco de medio punto de rosca moldurada y jambas de casetones. El arco está enmarcado por pilastras cajeadas con capiteles acanalados rematados por pirámides. En el lado derecho de la fachada se sitúa la torre-campanario octogonal de ladrillo revocado, que imita sillería de piedra.

Posee tres naves, la central se cubre con bóveda de cañón. Sobre los arcos se abren balconcillos de escaso resalte, con vanos cubiertos de celosía de madera, flanqueados por una moldura geométrica. El crucero se cubre con cúpula de tambor con ventanillas pareadas. El presbiterio, rectangular, se cubre con bóveda de cañón con lunetos. Lleva un camarín cuadrado, con bóveda de media naranja y decoración pictórica.

En su interior se custodia un Relicario de plata dorada con incrustaciones de piedra preciosas, que contiene la mano de Santa Teresa, del siglo XVII. Posee también una bellísima imagen de una Dolorosa, bajo la advocación de la Soledad. Y a destacar, los óleos sobre lienzo de Fray Agustín Leonardo y Sema de Argensola, que representan escenas de la vida de San Pedro Nolasco, del siglo XVII.