Cargando

Ronda:
Monumentos de Ronda

New Bridge Convent of Santo Domingo Los Condes de Santa Pola's house
El Rey Moro's House La Mina's Stair El Marques de Salvatierra's Palace
Felipe V's Arc Old Bridge or Santa Cecilia's Bridge Arab Bridge or Tanneries Bridge
Arab Baths Walls of Ronda Hanging Gardens of Cuenca
Jalifa's House San Sebastian's Minaret Town Hall
Mayor Church Convent of Santa Isabel de los Angeles Convent of La Caridad
House-Palace of Mondragon Moctezuma's Palace El Gigante's House
Church of Peace San Juan Bosco's House Bullring
Socorro's Church Circle of Artists Alameda del Tajo
Convent of la Merced Monument to the Virgin of Rocio The Old Descalzos
Parish of St. Cecilia Virgin of los Dolores Small Temple Mother of God Convent
Parish of Padre Jesus Fountain of Eight Pipes El Espiritu Santo's Church
Almocabar Gate Convent of Las Franciscanas Convent of San Francisco
Virgin of La Cabeza Shrine and San Anton's Caves La Hidalga's Aqueduct Acinipo
Pileta's Cave
Iglesia de la Paz

Antecedente de la de San Juan Evangelista o de Letrán, una de las colaciones que fundaron los Reyes Católicos tras la conquista castellana, que estaba situada en la Plaza del Estudio (hoy Plaza del Campillo) porque allí estuvo instalada la Escuela de Latinidad fijada por Fernando el Católico a través un bachiller de gramática latina.

Esta iglesia fue trasladada a mediados del siglo XVI al lugar donde hoy se ubica la Iglesia de la Paz, recibiendo por entonces el nombre de Vera Cruz o Sangre de Cristo. De la iglesia original sólo queda la fachada, el resto de la edificación es del XVIII o actual.

El templo es de una sola nave y varios altares de finales del XVIII.

Toda la iglesia aparece profusamente decorada con placas de yeso.

El altar es de estilo churrigueresco, de gran exuberancia en su decoración, con estípites, espejos, placas recortadas y rocallas, en él se abre un artístico camarín donde se encuentra la Virgen de la Paz, Patrona de Ronda, imagen de vestir del siglo XV, que lleva en su brazo un Niño Jesús del siglo XVIII, a sus pies tiene una urna de plata repujada del siglo XIX, con los restos del beato Fray Diego José de Cádiz, del que existe un monumento a la entrada de la iglesia.

La fachada se articula con una portada de piedra, en la que se abre un arco de medio punto enmarcado por alfiz y el resto de mampostería con decoración esgrafiada de rosetas y estrellas. Se remata con una espadaña en el lado izquierdo, con arcos de medio punto doblados entre pilastras y decoración de pinjantes en la clave.

Posee una talla policromada de un Crucificado, el Cristo de la Sangre, de Duque Cornejo, del siglo XVIII, es la escultura más importante que se conserva en la ciudad.

En un retablo, con escala santa de madera, se sitúa el ECCE Homo, imagen procesional de talla entera del siglo XVIII, a la que se viste con un manto. En cuanto a la pintura, hay que mencionar los óleos sobre lienzo de San Miguel del siglo XVII; y del XVIII, los temas de “La adoración de los Pastores” y “La Imposición de la casulla de San Ildefonso”.