Cargando

Ronda:
Monumentos de Ronda

New Bridge Convent of Santo Domingo Los Condes de Santa Pola's house
El Rey Moro's House La Mina's Stair El Marques de Salvatierra's Palace
Felipe V's Arc Old Bridge or Santa Cecilia's Bridge Arab Bridge or Tanneries Bridge
Arab Baths Walls of Ronda Hanging Gardens of Cuenca
Jalifa's House San Sebastian's Minaret Town Hall
Mayor Church Convent of Santa Isabel de los Angeles Convent of La Caridad
House-Palace of Mondragon Moctezuma's Palace El Gigante's House
Church of Peace San Juan Bosco's House Bullring
Socorro's Church Circle of Artists Alameda del Tajo
Convent of la Merced Monument to the Virgin of Rocio The Old Descalzos
Parish of St. Cecilia Virgin of los Dolores Small Temple Mother of God Convent
Parish of Padre Jesus Fountain of Eight Pipes El Espiritu Santo's Church
Almocabar Gate Convent of Las Franciscanas Convent of San Francisco
Virgin of La Cabeza Shrine and San Anton's Caves La Hidalga's Aqueduct Acinipo
Pileta's Cave
Casa de los Condes de Santa Pola

El primer Conde de Santa Pola, Don Juan B. de Antequera y Angosto, contrajo matrimonio con la rondeña doña María del Espíritu Santo de Arce y Guerrero de Escalante, que nació en nuestra ciudad el 28 de mayo de 1900. Se trata de una familia que desciende de los primeros pobladores llegados a Ronda con la Conquista Castellana.

La Casa de los Condes de Santa Pola tiene en su portada un espléndido escudo del que se desconoce su identidad exacta, aunque podrían tratarse de las armas primitivas que tuvo la familia Escalante/Gutiérrez Ceballos. Se trata, sin duda, del escudo más elegante de todos cuantos existen en la ciudad de Ronda. La portada de piedra, que recorta la entrada de la casa (s. XVIII) sobre el muro blanco de la fachada, es también, dentro de su sencillez, una de las más bellas. El dintel, en cuyo centro está labrado el decorativo escudo, está soportado por pilastras sencillas, prolongadas por triglifos hasta el frontón partido que corona la entrada. El frontón recoge un proporcionado cierro rondeño de forja en negro, muy propio y típico de Ronda, y produciendo un sobrio contraste con la pared encalada.

Situada en un solar próximo al Convento de Santo Domingo, posee un patio muy interesante, con arcos rebajados en dos de sus lados, a los que da una sala con ventanas germinadas y arcos de herradura enmarcados por alfiz con albanegas decoradas; de esta se pasa a otra sala con vanos de herradura enmarcados por alfiz también decorados, con zócalo decorados con arquillos ciegos. Una pequeña escalera conduce a una cámara cubierta con dos bóvedas de arista y un vano de herradura que la ilumina, de allí se desciende a otra pequeña estancia, a la que se llama Mirhab, se trata de una pequeña ermita u oratorio musulmán (morabito).

La Casa a finales del siglo pasado es vendida a la familia Muñoz. Actualmente está arrendada como Restaurante.